ES / CA

Código Ético
I.- OBJETO

El Código Ético de CEDINSA es el documento que fija las normas y principios que deben regular los comportamientos de todos los empleados que forman parte de la entidad en el desarrollo de su actividad laboral y en sus relaciones con los proveedores, clientes, instituciones públicas y la sociedad en general.

El Código refleja el compromiso de los socios y administradores de la entidad con el cumplimiento de la legalidad vigente, pero también de los valores éticos que complementan esa normativa y que se recogen en este documento. La firme voluntad del Consejo de Administración es desarrollar los mecanismos necesarios para que todos los miembros de CEDINSA conozcan y actúen conforme a dichos principios y valores.

El presente Código Ético pretende también ser el eje del modelo de gestión y organización de la empresa para la prevención de riesgos penales, conforme a las disposiciones del Manual específico aprobado por el Consejo de Administración.
II.- AMBITO DE APLICACIÓN

El presente Código afecta a CEDINSA CONCESSIONARIA, S.A. y al resto de empresas participadas por la misma, por lo que las referencias a "CEDINSA", "la empresa" o "la entidad" deberán entenderse realizadas a todas ellas.

Los principios y reglas de actuación van dirigidos a los propios administradores de la entidad, a los directivos y al resto de empleados, con independencia de la posición que ocupen en la estructura de la empresa. Por tanto, las referencias que se realizan a "empleados" deben entenderse dirigidas a todos ellos, sin excepción.

Asimismo, los empleados promoverán que las personas o entidades que presten servicios a CEDINSA tengan conocimiento del presente Código y actúen conforme al mismo. En los casos en que se considere oportuno se podrá solicitar una adhesión expresa y formal al mismo por parte de dichas personas y entidades.
III.- ACEPTACIÓN Y CUMPLIMIENTO

CEDINSA publicará el contenido de este Código para que tenga la mayor difusión posible y pueda ser consultado por cualquier persona; garantizará especialmente su conocimiento por parte de todos sus empleados y proporcionará la formación y recursos que puedan resultar necesarios para su estricto cumplimiento.

En caso de duda sobre el contenido o interpretación del código, los empleados podrán dirigirse a su superior jerárquico para solicitar las aclaraciones que consideren oportunas.

El Código Ético es de obligado cumplimiento para todos los empleados de la entidad, así como para aquellas personas o entidades que se adhieran formalmente al mismo. Ningún miembro de la entidad -con independencia de su posición jerárquica- está autorizado para dar instrucciones a un empleado que contravengan los principios y valores que se explicitan.

Los empleados de la entidad deberán manifestar por escrito su recepción, comprensión, aceptación y compromiso de cumplimiento del contenido del Código. El incumplimiento del Código supondrá la investigación de la conducta del empleado y podrá dar lugar a las sanciones oportunas conforme a las normas internas, convenios laborales y legislación vigente.

Los empleados están obligados a comunicar a CEDINSA cualquier incumplimiento del Código del que tengan conocimiento, garantizándose la confidencialidad de la identidad del comunicante y la inexistencia de consecuencias negativas para él. A tal fin, la empresa pondrá a disposición de los empleados los canales de comunicación adecuados.
IV.- PRINCIPIOS Y REGLAS DE ACTUACIÓN

La actuación de los empleados de CEDINSA deberá estar siempre fundamentada en la integridad y responsabilidad en el desarrollo de su actividad profesional, debiendo regirse por los principios de rectitud, ética, honestidad y honradez.

Sin perjuicio de este principio general, se determinan principios y reglas concretas en los siguientes ámbitos:

1.- Respeto a la legalidad, derechos humanos y a los valores éticos.

CEDINSA asume el compromiso de actuar conforme a la legalidad vigente, con respeto a la Declaración Universal de Derechos Humanos y conforme a los valores éticos que se contienen en este Código.

2.- Respeto a la persona. Igualdad de oportunidades y no discriminación.

CEDINSA manifiesta su compromiso con el respeto y cumplimiento de la normativa laboral y derechos de los trabajadores. Asimismo, los empleados deben tratarse con respecto propiciando unas relaciones cordiales y un entorno de trabajo agradable, saludable y seguro.
Todos los empleados tienen la obligación de tratar de forma justa y respetuosa a sus compañeros, a sus superiores y a sus subordinados. De la misma forma, las relaciones entre los empleados de la empresa y los de empresas o entidades colaboradoras externas estarán basadas en el respeto profesional y la colaboración mutua.
CEDINSA considera importante el desarrollo integral de la persona, por lo que facilitará el necesario equilibrio entre la vida profesional y la vida personal.

CEDINSA fomentará activamente la igualdad de oportunidades en el desarrollo profesional de todos sus empleados. La selección y promoción de los empleados se fundamentará en las competencias y el desempeño de las funciones profesionales, y en los criterios de mérito y capacidad definidos en los requisitos del puesto de trabajo.

Se prohíbe expresamente cualquier tipo de discriminación de otro empleado o terceras personas por razones de ideología, religión o creencias, su pertenencia a una etnia, raza o nación, su sexo, orientación sexual, situación familiar, enfermedad o discapacidad, por ostentar la representación legal o sindical de los trabajadores, por el parentesco con otros trabajadores de la empresa, por el uso de alguna de las lenguas oficiales dentro del Estado español, o por cualquier otra circunstancia personal.
CEDINSA rechaza especialmente cualquier tipo de conducta de acoso en el ámbito laboral, ya sea físico, psicológico, moral o de abuso de autoridad, así como cualquier otra conducta que pueda generar un entorno ofensivo con los derechos de las personas, con independencia de las motivaciones u orígenes de tales conductas.

La entidad se compromete a investigar y perseguir cualquier denuncia de comisión de estas conductas, sin perjuicio de las acciones que puedan corresponder al directamente perjudicado.


3.- Cumplimiento de las obligaciones fiscales, financieras y en materia de Seguridad Social.

CEDINSA expresa su firme voluntad de cumplir estrictamente todas las obligaciones fiscales, financieras y en materia de Seguridad Social que le resulten de aplicación, y la actuación de todos sus empleados deberá estar siempre dirigida a la consecución de tal fin.

Los empleados se abstendrán de realizar o facilitar la realización de conductas que supongan un fraude a la Hacienda Pública de la Unión Europea, estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de tributos u otras cantidades.
Los empleados deberán cumplir y promover el cumplimiento de la normativa en materia de Seguridad Social, absteniéndose de llevar a cabo cualquier conducta que suponga eludir el pago de cuotas u otros conceptos debidos. Asimismo, se abstendrán de disfrutar o facilitar el disfrute de prestaciones del Sistema de la Seguridad Social o la prolongación indebida del mismo, por medio del error provocado mediante la simulación, tergiversación u ocultación de hechos.
En caso de solicitud o recepción de subvenciones o cualquier otra ayuda de contenido económico, en todo momento se ofrecerán los datos requeridos para su concesión con veracidad y exactitud, y las cantidades obtenidas se destinarán a los fines que las motivan.


4.- Lealtad a la empresa y conflictos de intereses.
Durante el desempeño de sus responsabilidades profesionales, los empleados deben actuar con lealtad y atendiendo a la defensa de los intereses de CEDINSA, que considera que la relación con sus empleados debe basarse en la lealtad que nace de unos intereses comunes.
Los empleados deben evitar situaciones que puedan dar lugar a un conflicto entre los intereses personales y los de la empresa. Los conflictos de interés aparecen en aquellas circunstancias donde los intereses personales de los empleados, de forma directa o indirecta, son contrarios o entran en colisión con los intereses de la entidad, interfieren en el cumplimiento recto de sus deberes y responsabilidades profesionales o les involucran a título personal en alguna transacción u operación económica de la compañía. Los empleados deben abstenerse de representar a la empresa e intervenir o influir en la toma de decisiones en cualquier situación en la que directa o indirectamente tengan un interés personal.


5.- Información y contabilidad de la empresa.

CEDINSA declara la veracidad de la información como principio básico en todas sus actuaciones, y sus empleados deberán velar por la transmisión veraz de toda la información que deban comunicar interna o externamente, y en ningún caso proporcionarán intencionadamente información incorrecta o inexacta que pueda inducir a error al que la recibe.

Los diferentes instrumentos que integran la contabilidad de CEDINSA reflejarán en todo momento la imagen fiel de la situación de la entidad, con escrupulosa sujeción a la legislación aplicable en la materia, y con registro escrupuloso de todas las transacciones económicas que se produzcan.

Los empleados actuarán siempre conforme a estos principios y se abstendrán de llevar a cabo cualquier actuación que contravenga el compromiso de reflejar con claridad y precisión los movimientos existentes en los registros correspondientes.


6.- Seguridad y salud en el trabajo.
CEDINSA impulsa la adopción de políticas de seguridad y salud en el trabajo y adopta las medidas preventivas establecidas en la legislación vigente, y vela en todo momento por el cumplimiento normativo en esta materia adoptando las actuaciones necesarias. Asimismo, impulsará e incentivará la aplicación de sus normas y políticas de seguridad y salud en el trabajo, por parte de las empresas colaboradoras y proveedores con los que opera.

CEDINSA proporcionará a sus empleados la formación y recursos necesarios para que puedan trabajar en un entorno seguro y saludable, con estricto cumplimiento de la legislación en la materia. A su vez, los empleados vendrán obligados en todo momento a la utilización de los dispositivos, equipos individuales o colectivos de prevención de riesgos laborales para sí o para terceros, así como a seguir las normas orales o escritas que le sean facilitadas por la empresa en esta materia.


7.- Protección del medio ambiente y la ordenación del territorio.
La preservación del medio ambiente es uno de los principios básicos de actuación de CEDINSA. Los empleados del grupo deben asumir dicha política y actuar en todo momento de acuerdo con los criterios de respecto y sostenibilidad, adoptar hábitos y conductas relacionados con las buenas prácticas medioambientales y contribuir positiva y eficazmente al logro de los objetivos establecidos.

Los empleados se abstendrán de llevar a cabo conductas contrarias a la normativa en materia de ordenación del territorio. Igualmente, se prohíbe de forma expresa cualquier actuación contraria a las leyes u otras disposiciones de carácter general protectoras del medio ambiente, que -por si misma o conjuntamente con otra- cause o pueda causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo, de las aguas, a animales, plantas o al equilibrio de los sistemas naturales.



8.- Protección de la propiedad intelectual e industrial.

La propiedad intelectual e industrial son derechos de la persona previstos expresamente en la Declaración Universal de Derechos Humanos y son valores imprescindibles para el desarrollo económico, social y cultural.

Los empleados de CEDINSA protegerán y fomentarán la protección de estos derechos, y se abstendrán de realizar conductas que supongan la reproducción, plagio o cualquier otra conducta que afecte a las obras o prestaciones literarias, artísticas o científicas, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. Asimismo se abstendrán de utilizar o favorecer la utilización de patentes o modelos de utilidad y objetos protegidos por tales derechos.


9.- Tratamiento de la información.

CEDINSA asume plenamente el valor de la información y los datos personales como un bien merecedor de protección y velará especialmente por la confidencialidad y seguridad de los datos hayan sido facilitados por los empleados o por terceros, preservándolos adecuadamente de cualquier intromisión ilegítima, con estricto cumplimiento de la normativa en materia de protección de datos de carácter personal.

Todos los trabajadores de la empresa que en el ejercicio de sus funciones, accedan o conozcan datos de carácter personal estarán obligados a guardar secreto profesional y confidencialidad sobre esa información. Quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos están obligados al secreto profesional y confidencialidad sobre esa información. Quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos están obligados al secreto profesional respecto a los mismo y al deber de guardarlos correctamente, obligaciones que subsistirán aun después de finalizada la relación laboral con el Responsable del Fichero.
Asimismo, todo el personal estará obligado a facilitar los Derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición a los titulares de los datos que los quisieran ejercitar, de acuerdo con las indicaciones que haya hecho la empresa al respecto. En todo caso, se informará inmediatamente al Responsable de Fichero o al Responsable de Seguridad, recogiendo la solicitud que presente el afectado titular de los datos.

Asimismo, los propios empleados podrán ejercer en todo momento los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición respecto de sus datos personales, dirigiéndose al Departamento de Recursos Humanos.

Los empleados no podrán utilizar la información propiedad de CEDINSA de la que tengan conocimiento en atención a su actividad profesional en beneficio propio ni transmitirla a terceras entidades. Esta obligación continuará vigente tras la extinción, en su caso, de la relación laboral. Asimismo, todas aquellas personas que como consecuencia de su actividad laboral anterior o por otras razones profesionales tengan acceso a información secreta de otras empresas, se abstendrán de difundirla y utilizarla en interés de CEDINSA.


10.- Uso de los recursos de la empresa.

Los recursos que la empresa pone a disposición de los trabajadores para el cumplimiento de sus funciones deberán ser usados de forma adecuada y responsable, respetando el principio de buena fe.


Respecto a los medios electrónicos
Los sistemas de información, incluyendo las comunicaciones electrónicas, puestos a disposición de los usuarios por parte de CEDINSA deben utilizarse básicamente para fines profesionales permitiéndose un uso personal esporádico y responsable.

11.- Política anticorrupción.
La corrupción se produce cuando los empleados hacen uso de prácticas no éticas para la obtención de algún beneficio para la empresa, ya sea en el ámbito de las relaciones con entidades privadas o públicas.
CEDINSA no tolera conductas que pretendan influir sobre la voluntad de personas ajenas a la compañía para obtener algún beneficio mediante el uso de prácticas no éticas y tampoco permitirá que otras personas o entidades puedan utilizar esas prácticas con sus empleados.

Por regalo se entiende cualquier obsequio, ventaja o favor a título gratuito, así como cualquier otro presente físico o donación pecuniaria. Con carácter general, no podrá pedirse ni aceptarse ningún tipo de regalo cuya finalidad consista en que la persona receptora, indebidamente, favorezca, directa o indirectamente, a la persona o entidad que lo conceda en la contratación de bienes o servicios. Únicamente se aceptarán regalos que no tengan dicha finalidad, en los supuestos admitidos por los usos sociales y acordes con las prácticas comerciales habituales.
No se podrá ofrecer ni conceder cualquier tipo de regalo cuya finalidad consista en que la persona destinataria favorezca, a la entidad o a la persona que lo conceda en la contratación de bienes o servicios o en la resolución, gestión o tramitación de expedientes o decisiones de cualquier naturaleza. Únicamente están permitidos, por tanto, obsequios que de acuerdo con los usos sociales, puedan considerarse de valor moderado, evaluando la proporcionalidad, la intención, la frecuencia y la pertinencia, y que no pueda considerarse un medio para influir en la decisión del receptor del regalo.

La invitación a comidas o actos de entretenimiento se admitirán siempre que el objeto principal sea discutir sobre un negocio de la entidad, sean acordes con las prácticas sociales o comerciales habituales, y su valor económico sea moderado.

No se podrán ofrecer regalos a autoridades o funcionarios públicos en consideración a su cargo o función. Se prohíbe cualquier acto por el cual se pretenda influir en un funcionario público o autoridad, prevaliéndose de cualquier situación derivada de relación personal con éste o con otro funcionario público o autoridad, para conseguir una resolución que le pueda generar directa o indirectamente un beneficio económico a la Entidad.

Se prohíben expresamente las donaciones a un partido político, federación, coalición o agrupación de electores y a sus fundaciones vinculadas, directamente o por persona o entidad interpuesta.

La posible participación de la Entidad en grupos de influencia que interrelacionen con las instituciones políticas se hará en el marco de los principios de actuación establecidos en el presente Código Ético, y con estricto cumplimiento de las obligaciones legalmente exigibles.

12.- Relaciones con proveedores.
Todos los empleados del grupo que participen en procesos de selección de proveedores y colaboradores externos, tienen la obligación de actuar con imparcialidad y objetividad, aplicando criterios transparentes y atendiendo a la calidad y coste, y evitando en todo caso la colisión de sus intereses personales con los de la empresa.
V.- SISTEMA DISCIPLINARIO

El Estatuto de los Trabajadores en diferentes artículos establece que la buena fe debe regir la relación entre la empresa y el trabajador, y es un deber básico de este último, dado que el empleado debe cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad a las reglas de la buena fe y diligencia (arts. 5, 20. 2 y 54. 2).
Cualquier incumplimiento grave del Código Ético será considerado una transgresión de la buena fe contractual, y, por tanto, supondrá la adopción de las medidas disciplinarias correspondientes.
VI.- VIGENCIA

El Código Ético entra en vigor tras su aprobación por parte del Consejo de Administración, y su cumplimiento será exigible a todos los empleados, o las personas o entidades que se adhieran, desde el momento en que tengan conocimiento del mismo.

El Consejo de Administración revisará periódicamente el contenido del Código para actualizar aquellas cuestiones que lo requieran como consecuencia de la propia actividad de la entidad o de modificaciones legales.


 
CEDINSA - Avinguda Josep Tarradellas 38, planta 6, 08029 - Barcelona - Tel. 93 229 10 60 - Fax 93 229 00 33
Mapa web | Avís legal | Codi Ètic | Política de Qualitat, Medi Ambient i Eficiència Energètica